...
...

El BI en la gestión de empresas y su integración con el ERP

Cuando la empresa evoluciona y crece, aumenta su capital humano y las operaciones de todo tipo se hacen más complejas, las aplicaciones para la gestión que se han ido instalando en etapas y por departamentos, empiezan a quedarse pequeñas y ya no es posible obtener una visión integral del conjunto de la organización.

En estos contextos, la información empieza a ser dispersa, se generan “chacras” en donde cada departamento se transforma en una especie de “feudo”, surgen grandes “dueños de la información” y la empresa empieza a trabajar por separado, en departamentos estancos, lo que genera múltiples inconvenientes y un cúmulo de errores e ineficiencias.
En estos contextos el departamento de Tecnología de la Información empieza a verse saturado, incapaz de mantener en correcto funcionamiento las herramientas de gestión que se han ido instalando manualmente con el tiempo y en la mayoría de los casos, la información deja de estar actualizada y las decisiones empiezan a tomarse sobre datos poco fiables y obsoletos, traduciéndose esto en la consecución de errores estratégicos que terminan acumulándose, poniendo en riesgo el funcionamiento e incluso la supervivencia de la organización.

Por lo tanto, si la organización no dispone de un ERP o el ERP no está integrado a un BI, es altamente probable que la información que maneja no le permita conocer con profundidad cuales son verdaderamente los principales problemas que está sufriendo. A su vez, los departamentos o la dirección de la organización, no podrán obtener una visión global y clara de lo que ocurre en toda la organización, ni de manera histórica, ni en tiempo real, con todo lo que ello implica. Al no poder identificar cuáles son los problemas concretos o dolores de la organización, la empresa no es capaz de aunar todo el conocimiento necesario sobre dicho problema, implementar una solución y medir sus resultados. En estos contextos, la empresa comienza a perder negocios a causa de disponer de información obsoleta o errónea, el personal de la empresa comienza a dedicar un inmenso volumen de horas a la elaboración de informes, los objetivos trazados empiezan a ser disfrazados voluntaria o involuntariamente, etc., etc.

Si tu organización está sufriendo alguno de estos inconvenientes, ya es hora de implementar un ERP que te ayude a automatizar las operaciones y gestionar todos tus procesos de manera ágil y dinámica, pero también que te permita utilizar adecuadamente la información, con datos fidedignos y en tiempo real. Por ello resulta clave no sólo la implementación de un adecuado ERP, que sea flexible y escalable, para que realmente se adapte a tus necesidades y a la dinámica de tu organización, sino que integre un Sistema de Business Intelligence que permita realmente analizar la información estratégica y relevante para el negocio, identificando los problemas y las oportunidades, impulsando las decisiones y el trabajo de tu equipo en la dirección correcta.

El manejo de toda la información y procesos de una organización pueden gestionarse mediante el ERP, integrando todos los departamentos y tareas de la organización como la gestión de clientes, ventas, pedidos, facturación, inventario, logística, finanzas, etc. y cualquier otro proceso que, tradicionalmente, requeriría de una supervisión manual y continua. Mientras tanto, las herramientas de Business Intelligence se encargan de realizar análisis continuos alimentándose de los datos que constantemente maneja el ERP, y convirtiéndolos en información valiosa y estratégica, en el formato que la organización pueda interpretar y gestionar para tomar decisiones informadas pero a la vez inteligentes.
Hoy, la Inteligencia de negocios, datos y análisis predictivo asociados al ERP, son, en muchos sentidos, el santo grial de las implementaciones que veremos en los próximos años, por lo que es importante seleccionar e implementar un software de gestión empresarial que soporte este potencial como lo es Nodum ERP. El desafío no es crear grandes volúmenes de información, sino el diseño de una estrategia de análisis multidimensional de datos que permitan encontrar aquellos indicadores que realmente son claves para el éxito de una organización.

Hoy, las empresas desarrollan su actividad en un mundo complejo, mucho más digitalizado y competitivo. Las interacciones entre usuarios y empresas se realizan a través de múltiples canales y dispositivos, en cualquier momento y lugar. Por lo tanto, las empresas deben gestionar sus fuentes de información para mejorar el conocimiento de lo que pasa dentro y fuera de su organización, en sus procesos de negocio y en el mercado.
El ERP está pensado para gestionar los recursos disponibles de la empresa, y por tanto es un sistema que mira fundamentalmente hacia dentro. A la valiosa información que nos ofrece el ERP, deberíamos añadirle entonces la valiosa información que existe en el resto del entorno digital para poder obtener un conocimiento completo de la realidad. Para ello, las herramientas de BI son una buena forma de cumplir este objetivo, permitiendo un análisis dinámico de los datos, mejorando sustancialmente la capacidad de comprensión del analista y por tanto la posibilidad de mejorar su conocimiento sobre la situación analizada.

Hoy en día, en la era del conocimiento y la inteligencia artificial, no sólo es imprescindible invertir recursos en mejorar el rendimiento de los procesos empresariales mediante ERP sino que es vital asociar dichos recursos para desarrollar la inteligencia de negocios, mejorando la posición competitiva en el mercado y tomando decisiones dinámicas y a tiempo para aprovechar las oportunidades y disminuir los riesgos.

En NODUM, disponemos de las herramientas y la experiencia para ayudar a tu organización a implementar el ERP integrado al BI, logrando una sinergia continua que impactará de manera significativa en la transformación de la gestión para la toma de decisiones más informadas, estratégicas, inteligentes y con verdadera proyección de futuro.

Compartir en:

¿PORQUÉ IMPLEMENTAR UN SOFTWARE DE GESTIÓN PARA UN CENTRO DE DISTRIBUCIÓN O WMS?

Los sistemas de gestión para centros de distribución o almacenes o WMS, por sus siglas en inglés de Warehouse Management Systems, son aplicaciones de software que dan soporte a las operaciones diarias de cualquier organización que pretenda centralizar diversas tareas vinculadas al transporte y la distribución, como el seguimiento de los niveles de inventario y la ubicación de existencias, entre otros muy diversos factores que resultan clave a la hora de optimizar sus procesos.

Automatización Robótica de Procesos y ERP

El buscar eficiencia en la ejecución de procesos de negocio, no es algo nuevo. Desde siempre se ha buscado desarrollar los procesos de negocio de una manera más eficiente.